Skip to content

CONOCIMIENTO

Nuestro conocimiento en el diagnóstico de COVID-19

Para hacer frente a la actual pandemia de COVID-19, existen diferentes técnicas diagnósticas. Entre ellas se encuentran las serológicas (ELISA, test rápidos, IQL) y las moleculares (principalmente PCR). En HIPRA tenemos más de 20 años de experiencia en el diagnóstico por PCR y por ELISA.

Técnicas de diagnóstico

El Coronavirus 2 (CoV-2) responsable del Síndrome Respiratorio Severo Agudo (SARS-CoV-2) es un virus de ARN no segmentado y de polaridad positiva que presenta envoltura. Es el causante de la denominada Enfermedad por Coronavirus del 2019 (COVID-19).

Existen dos tipos principales de pruebas para el diagnóstico laboratorial de la COVID-19; las pruebas de detección ARN viral de SARS-CoV-2 (principalmente mediante PCR) que identifican si determinadas secuencias de ARN del virus están presentes en una muestra y las pruebas serológicas que identifican a los individuos que han estado en contacto con el virus y han desarrollado una respuesta inmunológica contra el mismo.

Los test rápidos de antígeno se pueden realizar fuera del laboratorio pero se necesita un profesional sanitario para la toma de muestra. Se obtienen resultados en 15-20 minutos y está pensado para análisis a gran escala en casos de emergencia.

TEST RÁPIDO DE ANTÍGENO

El test rápido detecta la presencia de una proteína del virus SARS-CoV-2 en la muestra nasofaríngea. El objetivo de su uso es evitar la propagación reduciendo el periodo de tiempo de obtención de resultados de PCR.

Interpretación:

Según indicaciones del fabricante: Un resultado negativo no excluye la posibilidad de que el paciente esté infectado por COVID-19 y no se puede utilizar como única base para determinar el tratamiento o tomar decisiones terapéuticas.  Un resultado negativo debería combinarse con observaciones clínicas, el historial del paciente e información epidemiológica.

Consulte la recomendación de la Comisión Europea sobre el uso de los tests rápidos de antígeno para el diagnóstico de SARS-CoV-2.

PCR

Técnica molecular que permite detectar secuencias de ARN de CoV-2, la cual tiene que realizarse en el laboratorio. La presencia de secuencias de CoV-2 puede ser estudiada en diferentes tipos de muestra como nasofaríngea individual o pool*, aguas residuales o superficies.

*Los pools son grupos de muestras que se obtienen mezclando un máximo de 8 muestras individuales, que se analizan como una sola PCR.

Interpretación: 

Un resultado positivo a PCR indica presencia del virus, y por lo tanto, infección en el caso de muestra individual o presencia del virus en un edificio en el caso de aguas residuales. En el caso de obtener un resultado positivo en un pool, significa que uno o más pacientes está infectado y para saber cuál, tendrán que hacerse las PCR individuales.

La sensibilidad y especificidad de este tipo de técnicas son excelentes. Sin embargo, existe un riesgo de aportar resultados falsos negativos1, debido a:

Muestra nasofaríngea

Detección de SARS-CoV-2

Indica infección

ELISA

Técnica serológica basada en un enzimoinmunoensayo. Permite detectar y cuantificar la cantidad de anticuerpos frente a SARS-CoV-2 a partir de la muestra de suero o plasma. Los resultados que aporta son cuantitativos, por lo que se puede determinar la cantidad de anticuerpos presentes en la muestra. Un resultado positivo indica que el paciente tuvo contacto con el virus.

Principalmente existen dos tipos de kits ELISA, según el tipo de anticuerpo que detectan: IgM o IgG. Los anticuerpos IgM se producen más rápidamente pero suelen ser menos específicos. Los anticuerpos IgG son más potentes y específicos frente a la infección.

Aún son necesarios más estudios para determinar a partir de que día post-infección (d.p.i.) se producen cada uno de ellos y qué duración tienen. Algunos estudios señalan:

Muestra de suero o plasma

Detección de anticuerpos

Indica contacto previo con el virus

Interpretación:

Indica contacto previo con el virus. La cantidad de anticuerpos presentes en la muestra no se puede interpretar por si misma, ni permiten predecir el nivel de inmunidad existente. La correcta interpretación requiere de un contexto de información complementaria (síntomas, otros test) y una evaluación médica profesional.

La interpretación de resultados negativos de ELISA dependerá del tipo de anticuerpos  (IgM, IgG), del curso de la infección (fase inicial, fase tardana) y de la sensibilidad del método. Cada una de estas circunstancias debe ser evaluada por el medico a cargo.

Teniendo en cuenta la dificultad de obtener una muestra correcta para su análisis por PCR y a la tardanza en la producción de anticuerpos frente a SARS-CoV-2 (mínimo 5-7 d.p.i.), diversos autores recomiendan combinar la PCR y el ELISA para una correcta aproximación sobre el diagnóstico del paciente. 1

Interpretación combinada:

Debe tenerse en cuenta que los resultados diagnósticos son especialmente variables entre individuos, la interpretación combinada de los resultados de las dos técnicas de laboratorio, junto con los síntomas, aumenta la información disponible y da un contexto más concreto para evaluar el estado del paciente.

Una clave de interpretación simplificada sería:

 

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), ha publicado las estrategias y objetivos del análisis de COVID-19.

 

Consulte las últimas actualizaciones realizadas por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España en referencia a las diferentes medidas y recomendaciones para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

BIBLIOGRAFÍA

1 Antibody Responses to SARS-CoV-2 in Patients of Novel Coronavirus Disease 2019. Zhao J. et al. Clin Infect Dis. 2020:ciaa344. doi: 10.1093/cid/ciaa344. https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciaa344/5812996
2 Antibody Detection and Dynamic Characteristics in Patients With COVID-19. Xiang F et al. Clin Infect Dis. 2020;ciaa461. https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093 /cid/ciaa461/5822173

3 Tan, W. et al. Viral Kinetics and Antibody Responses in Patients with COVID-19. medRxiv
(2020).

11% de la facturación anual se invierte en investigación